PAVO

33,75 €
Impuestos incluidos

Plato de Pavo Crudo compuesto por un kilo de comida 100% real. Ideal para la alimentación de tu pequeño compi.

Rico en minerales esenciales como magnesio, zinc, fósforo y vitaminas B6 y B12.

Ingredientes destinados en origen a consumo humano.

Tu perro se beneficiará de numerosos beneficios como:

La carne blanca del pavo es ligera, con bajo contenido en grasa y alto contenido en proteínas de alto valor biológico. El hueso carnoso de pavo es rico en glucosamina y condroitina, condroprotectores naturales que refuerzan sus articulaciones. También es rica en minerales como magnesio, zinc, fósforo, potasio y selenio, que refuerzan el sistema musculo-esquelético y el sistema inmunitario.

Destacan las vitaminas B6 y B12. El hígado contiene más vitamina C que las manzanas o las zanahorias.

Es una excelente fuente de vitamina A, que refuerza la salud ocular y el sistema inmunitario. Contiene entre otros minerales cromo que juega un papel importante en el metabolismo de las grasas y los carbohidratos.

La calabaza es rica en fibra soluble que ayuda a regular el proceso digestivo. También contiene vitamina C y potasio entre otros muchos nutrientes.

La judía verde es rica en fibra soluble y vitaminas del grupo B y C. También contiene silicio que se ha correlacionado con una mejor densidad ósea. Además de un bajo contenido en sodio que ayuda a prevenir la hipertensión.

La zanahoria es rica en vitamina A que ayuda a la salud ocular. Además, las vitaminas A, B y C, junto con los flavonoides, favorece una piel sana y un pelo brillante. 

El brócoli es un alimento antioxidante que ayuda a eliminar toxinas nocivas para tu peludo. También es rico en fibra, magnesio y vitaminas A, C, B9 (ácido fólico)

El calabacín proporciona 3 minerales esenciales para el buen estado de los huesos: calcio, fosforo y magnesio. También contiene vitamina K.

 

-
Cantidad

La transición de su comida habitual a cocinado:

Ha algunos que les sienta fenomenal de buenas a primeras, a otros les cuesta un poquito más, pero generalmente con 3 días su sistema digestivo ya se habrá adaptado.

Durante una semana se da una ración la mañana comida cocinada y por la noche su comida habitual (pienso, deshidratada, latitas). Al terminar la semana ya podemos darle sólo comida cocinada mañana y noche.

¡Sobre todo no mezclar la comida cocinada en el mismo plato que el pienso!

Como prepararlo:

El producto congelado es práctico para almacenar y garantiza una conservación de todos los nutrientes para una rápida consumición después de su descongelación.

Lo primero que debes hacer es descongelar el producto de una manera lenta y uniforme en el refrigerador. Este método te tomará mucho más tiempo, pero también es el más seguro y sencillo.

También puedes descongelar carne en un tazón de agua fría. Será más rápido que el método anterior y también más suave que el microondas.

Por último, si quieres descongelar con rapidez, utiliza la función de Defrost de tu microondas.

Tres tipos de descongelación: Refrigerador, Agua fría y Microondas

PAVO
100 Artículos

Ficha técnica

Composición
10% Verduras
90% Pavo